Imprimir 

Con nuevo record de funciones agotadas cerró el 4to Festival de Cine Venezolano de Buenos Aires

Mil espectadores disfrutaron de todas las actividades de la más reciente edición de FECIVE y del intercambio cultural único que este festival propone. La película “La Familia” se alzó con el premio del jurado como mejor largometraje.

Culmina otra edición de FECIVE BSAS (Festival de Cine Venezolano de Buenos Aires). Por cuarto año ondeó la bandera del encuentro y comunión entre Argentina y Venezuela a través de la cultura como vehículo principal. 6 de 7 funciones estuvieron agotadas marcando un nuevo record para este festival. Una vez más, la unión estuvo marcada a través de la presencia de representantes de ambas naciones que participaron en charlas, talleres, performances y hasta en eventos deportivos.

Este año, por primera vez el festival tuvo un eje temático central que atravesó todas sus actividades: la energía femenina como fuerza creadora, invitando a todos los asistentes a reconocer, integrar y balancear esta energía presente en cada uno de nosotros.

 

La coproducción venezolana-chilena “La familia”, dirigida por Gustavo Rondón Córdova fue escogida por el jurado como Mejor Largometraje. La comisión argentina conformada por Lilian Beriro (directora de adquisición de contenidos de QubitTV), Guadalupe Docampo (actriz y directora) y Claudio Daniel Minghetti (periodista, crítico e investigador) destacaron la ópera prima de Rondón como “sintética, contundente y sorprendentemente conmovedora. Una película vivamente habitada por los elementos que la componen, con un relato clásico y a la vez orgánico que permite adentrarse fluidamente en la historia, la cual muestra la gran diversidad de Caracas, logrando hablar de la realidad del país sin ser panfletaria y ahondando en la condición humana de sus personajes con un hilo conductor muy emotivo.” Los jueces afirmaron estar impresionados por el nivel técnico y actoral de todas las obras en competencia.

Por otro lado, en la categoría cortometraje el jurado premió a “Fusilao” de María Laura Reina, destacándola como “compacta, contundente y concreta. Logra hablar de la situación actual de Venezuela logrando ser al mismo tiempo localista y universal. Por su naturalidad podría pasar por documental, y con una sola y excelente actuación principal, muestra de forma neorrealista un espejo de la crisis social y de la salud pública, de un lugar donde no hay respuesta alguna.”

En el marco de la temática central del festival representada por “la energía femenina”, el jurado entregó una mención especial al documental “Nos llaman Guerreras” de Jennifer Socorro y Edwin Corona Ramos, el cual destacaron como “conmovedor, muy bien contado y fuera de lo común; mostrando con una visión muy cinematográfica un ejemplo hasta ahora desconocido del esfuerzo y empoderamiento femenino, retratando como mujeres provenientes de diversas realidades pueden perseguir un fin común, así como la búsqueda de libertad, dignificación y superación a través del trabajo, ubicando al fútbol femenino como una nueva punta del iceberg social de superación y reformulando un modelo hasta ahora netamente masculino”.

Los espectadores también tuvieron oportunidad de elegir sus películas favoritas. En la categoría de largometrajes, el Premio del Público fue para el documental “Nos llaman Guerreras” de Jennifer Socorro y Edwin Corona Ramos. El Premio del Público al Mejor Cortometraje fue para “Lucy” de Roberto Gutiérrez. Las películas ganadoras reciben premios en equipos audiovisuales cortesía de la empresa David & Joseph, quienes apuntan a que a pesar de la difícil situación que atraviesa Venezuela, los cinestas venezolanos no detengan la producción de sus obras.

El cine es sólo el comienzo

En su noche inaugural el miércoles 19, el festival abrió con la performance “Cristales de hidroxiapatita” de J. René Guerra, en la que a modo de exposición interactiva, se realiza un recorrido junto a un vasto grupo de mujeres latinoamericanas poniendo en evidencia el relato íntimo de cada una de ellas. Luego de la proyección se llevó a cabo un coctail inaugural que cerró con la presencia del grupo venezolano Afrorumba, presentando un fragmento de su espectáculo noche buena de San Juan.

El jueves 20, día mundial del refugiado, se realizó por primera vez el evento “Venezuela agradece a Argentina”, en el que los principales emprendimientos culturales y comerciales venezolanos de Buenos Aires dieron las gracias en nombre de los más de 180.000 venezolanos radicados en este país por la solidaridad con que Argentina los ha recibido ofreciendio tres eventos de entrada gratuita: La Feria de Sabores y Cortometrajes FECIVE, donde se ofreció una tarde de comidas tradicionales y proyecciones de cortometrajes en el Bar de Kowalski; un concierto en el CCK ofrecido por la Orquesta Latinvox Machine; y la ya tradicional Rumba FECIVE, fiesta oficial que da inicio cada año al festival, realizada en Caracas Bar, local que funge como meeting point del festival.

El viernes 21 contó con la presencia de varios representantes del polémico film “Tamara”, como Elia K. Schneider (directora), José Ramón Novoa (productor), Luis Fernández (protagonista) y la mismísima Tamara Adrián, en quien se inspira la cinta. Adrián es hoy en día la primera diputada transgénero de América Latina. La asistencia masiva a la proyección del film motivó a los organizadores a abrir una nueva función del film que se agotó en unas pocas horas. La charla previa a la película, denominada “diversidad e integración” contó por Argentina con la presencia de Tamara Tarasiuk, de Humans Rights Watch, organismo dedicado a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos.

Del 19 al 23 de junio el Centro Cultural San Martín no sólo pudieron verse los seis largometrajes y seis cortometrajes que conformaron la selección oficial, sino que además se llevaron a cabo una gran cantidad de charlas, talleres, exposiciones y performances encabezados por una delegación de más de 15 representantes de los films, entre los que destacan Tamara Adrián (Primera diputada transgénero de América Latina), Luis Fernández (protagonista de Tamara), Carl Zitelmann (director de El Vampiro del Lago), y Verónica Herrera, (futbolista profesional venezolana), así como por invitados argentinos entre los que destacaron Evelina Cabrera (presidenta de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino), Pablo Sapere (programador del Festival Buenos Aires Rojo Sangre), Tamara Tarasiuk (Humans Rights Watch) entre otros. Cada día el festival presentó un performance diferente, sumando a las agrupaciones O.R.G.I.A, Fuera de Foco Crew y Cellofilia. También se realizó en las instalaciones de “El predio fútbol 5”, un evento para niños y jóvenes con la presencia de Verónica Herrera, jugadora profesional de fútbol venezolana, invitada por su participación en el documental “Nos llaman Guerreras” que narra la épica participación en el Mundial 2016 de la selección femenina de fútbol venezolana sub 17. El evento contó además con la participación de la futbolista argentina Luana Muñoz, quien junto a Herrera compartieron con los invitados varias horas en un picadito.

Participaron además los films El silbón: orígenes, de Gisberg Bermúdez Molero, película de terror que retoma la conocida fábula venezolana (ganadora de la competencia Iberoamericana de largometrajes el año pasado en el Buenos Aires Rojo Sangre); El vampiro del lago, de Carl Zitelmann, thriller sobre un caso real de un asesino serial y la comedia Papita 2da base, segunda parte del hit Papita, maní, tostón. También participaron los cortometrajes Hastío, de Sergio Pellin; Simón, de Diego Vicentini; Bákiro, de Miguel New; y Carne con papas, de Luis Rahamut.

El festival contó con múltiples actividades gratuitas: workshops de creación de contenido para redes sociales, creación de branding, armado de un fanzine y una mesa redonda donde diversos profesionales conversaron sobre la inserción en el mercado laboral audiovisual argentino; charlas y conversatorios con temáticas muy diversas, desde mujeres emprendedoras y mujeres en los deportes, pasando por diversidad sexual e integración, hasta llegar a un conversatorio sobre los mitos y leyendas en el cine en la actualidad.

Para cerrar con broche de oro, el lunes 24 se llevó a cabo en Hacienda Coffee Company y con la colaboración de Guaica Bar la 2da edición de ENLACE FECIVE, el encuentro de networking que el festival propone, abierto no sólo a cineastas, realizadores y miembros de la comunidad audiovisual sino a todas las personas y organizaciones (patrocinantes, conferencistas, talleristas, performers, voluntarios, etc) que hicieron posible el festival. “El evento es una aceleradora de relaciones entre Argentina y Venezuela” comentó Gastón Goldmann, director general de FECIVE.

SOBRE FECIVE

El proyecto nace en 2015 en Buenos Aires y cuenta con otra sede en Santiago de Chile con 3 exitosas ediciones realizadas. Pronto planea replicarse una vez más, ésta vez en Montevideo. Es una iniciativa autogestionada y que gracias a sus sponsors, aliados y muy especialmente al trabajo de más de 150 voluntarios en 2 países se sostiene y crece año tras año, fomentando el intercambio no sólo entre el público, sino también entre toda la gente que hace parte del festival.

Elia K. Schneider, directora venezolana-israelí, 4 veces seleccionada para representar a Venezuela en los Oscars de la Academia, agradeció de forma pública: “A lo largo de los años hemos tenido la oportunidad de estar en algunos de los festivales más importantes del mundo, pero en ninguno vimos nunca un compromiso tan grande por parte de su equipo que además trabaja de forma voluntaria. Nos han tratado de maravilla en todo momento. De igual forma el nivel de organización y planificación de cada una de las actividades y charlas del festival está muy bien diseñado. Ojalá haya cada vez más FECIVEs”