Imprimir 

 

Por Walter Szumilo

 

Basta tomar apenas unos metros de distancia del ingreso al Museo de Ciencias Naturales para poder contemplar el Monumento a los Cinco Sabios, obra del artista magdalenense Máximo Carlos Maldonado inaugurada en 1942. Dispuestos en semicírculo y de dimensiones considerables, los bustos pétreos inmortalizan a Juan Vucetich, antropólogo creador de la dactiloscopia; Alejandro Korn, médico y psiquiatra iniciador del pensamiento filosófico en el país; Carlos Luis Spegazzini, botánico que describió casi tres mil nuevas especies de familias de plantas y hongos; Pedro B. Palacios, poeta y maestro mejor conocido como Almafuerte y Florentino Ameghino, naturalista que propició el desarrollo de una taxonomía zoológica con anclaje en fundamentos matemáticos.

Si bien hace más de un siglo caminaron las mismas calles, sus rostros no resultan familiares para la mayoría de los platenses que accidentalmente los descubren en medio del Bosque. Así y todo, un halo da a la escena aires de templo, uno en el que no se escuchan plegarias pero se rinde tributo al arte y la ciencia.

 

 

Por Walter Szumilo