Foto poesía

Por Florencia Della Védova*