Con la idea de un viaje que comienza mucho antes de poner un pié en el avión, el Proyecto Escuadra propone otro modo de hacer turismo, que es mucho más que visitar un lugar, es atravesarlo con la experiencia, impregnándose de su cultura. El director del Proyecto, David Cohen, joven filósofo, propone volver a pensarnos como viajeros y redescubrir ciudades desde la razón y la sensibilidad.

Por Mariana Fojo

Se trata de un viaje de 198 días que se divide en tres etapas/líneas que conforman la escuadra: la primera consiste en reuniones quincenales junto a filósofos, escritores y artistas que preparan a los viajeros. Durante tres meses se reúnen seis veces para ir haciendo los ajustes necesarios que permiten alcanzar el vértice superior de la escuadra, momento en el que emprenden la salida a España y Portugal, donde por 18 días disfrutarán del salto a la experiencia. Por último, el retorno a casa con seis encuentros quincenales en donde intercambiarán perspectivas sobre todo lo vivido y se desafiarán a seguir pensando, compartiendo y produciendo un registro de lo ocurrido. Es el momento de volver a tomar la escuadra y medir nuevamente la ciudad.

Cada etapa intensifica al viajero con una experiencia que no se limita sólo a la salida sino a disfrutar, también, del armado y el retorno como instancias integrales del viaje.

¿Cuál es la propuesta concreta? Hacer un viaje, pero también sentir y pensar el mundo. Viajar para perderse de la rutina, abrir los ojos para no perderse nada.

David Cohen, joven filósofo, director del Proyecto Escuadra, explica con pasión esta idea de dejar de ser turistas y convertirnos en viajeros.

"A propósito, buscamos en los destinos, cualquiera sea, los márgenes, las callejuelas, no nos quedamos con el lugar común, con la postal. Dejamos lo meramente turístico para vivir la ciudad", dice como saboreando de antemano el primer viaje que Proyecto Escuadra está planeando para septiembre.
"Tomamos la idea de cultura como cultivo, como lo propio de ese lugar, ahora si lo propio de ese lugar es una calle principal abarratodada de cosas de China que dicen Amo Portugal, Amo Lisboa,Amo Oporto, Amo Madrid, o sea la misma vasija con distinto cartel uno termina en el no lugar, porque no hay identidad, todo forma parte de lo mismo. Por eso nosotros intentamosvolver a pensar al viajero, porque el viajero no es simplemente el que realiza una traslación física, es el que trata de entender la cultura de esos lugares, ser viajero es embeberse de la atmósfera de un lugar distinto, es tratar de entender y decodificar, comprender, es hacernos expertos en tratar de captar esos fragmentos de realidad."

Y sin dar tiempo a la pregunta explica: "Lo que sucede es que nosotros conocemos sin involucrarnos. Por ejemplo llegás a Lisboa y te cuentan en qué fecha nació Fernando Pessoa, en qué fecha murió, cuáles son los títulos de los libros que escribió, dónde trabajó, etc, son datos técnicos vacíos. Y lo que nosotros creemos que vale la pena es quitar, desmalezar los intermediarios", en definitiva que el viajero conozca a Pessoa. "¿Y cómo se logra? Lo mejor es tratar de que converjan en un mismo momento, tiempo yespacio. Entonces, por un lado vamos al lugar donde Pessoa escribió su obra: Café Brasil y otros sitios que hay en Portugal, pero luego no cuento quién es Fernando Pessoa, lo leemos in situ, leemos algún fragmento, algunas ideas que hacen a su obra estructural. Claramente a vos te queda algo, no importa cuándo nació, pero sabés que dedicó mucho de su obra al concepto del "asombro inicial", sabés por qué le preocupaba tanto el problema del asombro, por qué le preocupaba tanto el problema de la sensibilidad, decía que había que tener cuidado con pensar demasiado porque llevaba a sentir menos. Entonces, de alguna manera ese contacto con el filósofo, con el poeta, con el artista enriquece".

De pronto deja Portugal y cruza a España: "Lo mismo hacemos con Pablo Picasso cuando vamos a Málaga, porque además de conocer su taller, nos interesa poder alcanzar y tener herramientas propias para decodificar su obra. El viajero necesita recuperar autonomía. Por eso el Proyecto Escuadra propone con estos viajes filosóficos – culturales a Europa, empezando por España y Portugal" explica.

David Cohen puede continuar toda la tarde viajando con palabras, relatando qué propone el Proyecto Escuadra: "recorremos La Alhambra, cerrada especialmente para el grupo, porque la Embajada de España participa en el Proyecto; en Portugal vamos a Sr. Fado, una cantina portuaria..." lo escucho y lo miro y ya estoy por sumarme, cuando caigo a la realidad de que estoy haciendo una nota.

Escucho que dice, citando a Jean Paul Sartre, "la intención es la búsqueda de la autenticidad". Entonces dejo de preocuparme porque todo el material no quepa en estas páginas y me resuena una de sus frases: "el viajero debe recuperar su autonomía", así es que decido despedirme de él, decido poner punto final a esta nota y dejar en manos de los lectores la posibilidad de continuar su viaje.

 

Península ibérica

España y Portugal son dos países de referencia para la historia Argentina y Latinoamerica. Proyecto Escuadra comienza viajando a los orígenes desde donde se produjeron las primeras grandes migraciones en busca de empaparse de los vínculos entre la cultura española y portuguesa y las inquietudes locales. Entre las ciudades a recorrer se encuentran: Granada, Sevilla, Córdoba, Besalú, Lisboa, Oporto, Santiago de Compostela y Oviedo.

Los viajeros tendrán también experiencias únicas, tomarán una clase de historia del arte en la Universidad de Santiago de Compostela fundada en 1495 con más de 500 años de historia, seguirán la ruta de Fernando Pessoa, leyendo alguno de sus ensayos en el bar en el que fueron escritos, disfrutarán de espectáculos de Fado y realizarán visitas a Museos con un enfoque distinto en donde podrán comprender e implicarse con aquello que están viendo porque antes de entrar al museo contarán con herramientas para disfrutar de esta experiencia.

Datos útiles: Más información en www.firenzeviajes.com -Tel: 4899-700

Todos los derechos reservados

 Copyright © 2013 - El Pasajero

Un viaje por la cultura 

Diseñado por

ICE- Imagen y Comunicación Estratégica

Scroll to top