El proyecto cumplió una década de trabajo social, construcción colectiva y desarrollo profesional de la mano de la música